Hace unos días, recibimos el mail de un chico chileno, con un diagnóstico de bronquiectasia, para pedirnos por favor que le pusiéramos en contacto con algún paciente que padeciera la misma enfermedad para poder charlar sobre ella, el tratamiento y cómo sobrellevarla.

La bronquiectasia es una dilatación anormal e irreversible de los bronquios, con inflamación crónica y alteración en el drenaje de las secreciones. Donde la causa puede ser muy variada.  Vivir con bronquiectasia es difícil pero posible, con el adecuado tratamiento integral que incluye fisio respiratoria, ejercicio físico y una adecuada alimentación.

pulmones-bronquiectasia

 

No existe cura para la bronquiectasia, pero se puede controlar y tener una buena calidad de vida. Con rehabilitación y ejercicio, es posible llevar una vida normal. Sin embargo, los brotes deben tratarse rápidamente para prevenir un mayor daño en los pulmones.

bronquio-obstruido-tratamiento-broqnuiectasia

¿Hay tratamiento de fisioterapia en la bronquiectasia?

El tratamiento de fisioterapia respiratoria para bronquiectasias es un tratamiento complementario al tratamiento tradicional con antibióticos y aerosoles.

Forma parte en la rehabilitación pulmonar del paciente. Consiste en la realización de una serie de ejercicios físicos facilitados por el fisioterapeuta, que tiene como objetivo favorecer el movimiento de los cilios, mediante cambios en el flujo respiratorio, para que el moco salga al exterior y evitar posibles infecciones e ingresos.

 

fisio-repiratoria-bronquiectasia

¿Por qué es importante realizar fisioterapia respiratoria en bronquiectasia?

Beneficios de la Fisioterapia Respiratoria en bronquiectasia

  • Evitar un empeoramiento progresivo de la calidad de vida.
  • Facilitar opciones para el control en la tos crónica.
  • Mejorar en el descanso.
  • Evitar infecciones respiratorias.
  • Ayudar a la expulsión de la mucosidad.
  • Mantener limpias las vías respiratorias extratorácicas y torácicas.

El aprendizaje de ejercicios específicos para realizar una auto higiene se vuelve imprescindible para drenar las secreciones.  Al mismo tiempo que asistir, en procesos de reagudizaciones, a su fisioterapeuta respiratorio de confianza para evitar ingresos.

El éxito del tratamiento consiste en adecuar las técnicas a las particularidades de cada paciente y conseguir que el paciente realice en su casa los ejercicios propuestos.

  • Aumentar las capacidades pulmonares para mejorar la salida del moco mediante la tos y el drenaje.
  • Conocer las técnicas por parte del paciente para trabajar en casa, en cada momento de la enfermedad.
  • Mejorar la capacidad pulmonar en diferentes actividades y así no aparezca la disnea.

Ejercicios respiratorios para la bronquiectasia para realizar en casa:

El drenaje y la actividad física, por parte del paciente, debe de ser diario. Se tiene que aplicar como un hábito en su día a día. Y cada paciente tendrá “su receta” de hábitos que aplicar. 

  • Nebulizaciones con suero hipertónico. Si hay mucho moco en la nariz, usar la jarra de lota con agua tibia y una pizca de sal.
  • Realizar respiraciones profundas y lentas. Cuando se expulse el aire debemos realizar una presión positiva para abrir las vías, y sea más fácil drenar el moco. Existen varias opciones para lograr esto, y aquí os contamos algunas de ellas:
  • Fruncir los labios mientras sacamos el aire.
  • Soplar por una pajita en una botella llena de agua.
  • Usar la acapella o flutter.
  • Tener preparado papel para cuando llega el moco a la vía superior y se tiene ganas de toser, abrir bien la glotis para expulsar el moco.

La hija de Maria y Manuel tiene bronquiectasia y puedes leer su testimonio de la importancia de acudir a Fisioterapia respiratoria infantil.

Ejercicio físico y bronquiectasia:

El ejercicio físico es el componente central de los programas de rehabilitación pulmonar.

Las razones de realizar un entrenamiento o gimnasia respiratoria es recuperar la musculatura que está en desuso en la bronquiectasia.

La evidencia científica habla de la importancia de realizar ejercicios de fuerza con una carga progresiva y diseñados para hacer movimientos lo más parecidos a las actividades que realiza el sujeto.  Pero vale con plantearte pequeños objetivos que dejen de lado el sedentarismo:

ejercicio físico para la bronquiectasia

 

  • Desde una silla, realiza movimientos de brazos y cuello. E incluso, ponerse de pie y sentarse en ella una serie de veces.
  • Andar: En un principio en superficies llanas, e ir incorporando poco a poco alguna cuesta. Se puede comprar para casa, una cinta andadora en la que podrás también ir escuchando música, audiolibros o podcast.
  • Subir pisos, con o sin ayuda en la barandilla. Si vivimos en un cuarto por ejemplo, subir un piso primero y el resto en el ascensor.
  • El uso de consolas, como la Wii con la plataforma, es motivante para los peques o no tan peques. Se puede conseguir de segunda mano y barata.
  • Para realizar algunas de estas actividades, podemos tener un reloj de actividad o app en el móvil que nos vaya contando los pasos, y así ir poniéndonos objetivos cada día.

Si quieres ir más allá, siempre recomendamos visitar a un especialista en este tipo de patologías, como fisioterapeutas y/o profesionales de la actividad física y del deporte, que te ayudarán a realizar una “dieta física” adecuada para cada momento. Ya que es importante no llegar a la fatiga, porque al día siguiente no querrás volver, y ese no es nuestro objetivo.

Para conseguir objetivos hay que ir como una tortuga (como dice el Mago More en “El curso de tu vida”), establecer pequeños hábitos muchos días, para conseguir nuestras metas.

 

Alimentación para la bronquiectasia:

Por último y para que funcionen el resto de las recomendaciones que hemos dado hasta ahora, es necesario proveer de buen combustible a nuestro cuerpo teniendo una alimentación equilibrada. Y mantener una buena hidratación durante el día.

Los expertos explican que ya no solo es la categoría de alimentos que comemos y en qué cantidad, sino que también es importante su procedencia y cómo se cocinan.

alimentacion-bronquiectasia

El agua está en la base, junto a hacer cosas con amigos y familia, deporte, cocinado…

La proteína puede ser de origen animal (carne y pescado) u vegetal. Toman protagonismo en este aspecto las legumbres y algunas semillas.

Las grasas han tenido mala publicidad durante este tiempo. Son super necesarias para nuestro cuerpo, y deben ser de calidad. Un ejemplo son las que se encuentran en: aguacate, semillas de chía, aceite de oliva, frutos secos, aceite de coco…

Los lácteos y harinas refinadas, en los casos de bronquiectasia se deben evitar al máximo, por poder irritar el sistema mucoso y afectar también al pulmón.

Y lo que ya está super investigado es el daño que nos hace comer comida rápida y preparada, bollería industrial, bebidas azucaradas y azúcar.

Así que estos ni tocarlos.

Recuerda que poco a poco puedes ir incorporando todos estos buenos hábitos como parte de tu tratamiento para la bronquiectasia. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This
Abrir chat