como tratar la dislexia

Tener un hijo o una hija con dislexia puede resultar frustrante y estresante tanto para el niño como para los padres. 

Esto seguro que no te está descubriendo nada nuevo, pero lo que quizás no sepas es que la dislexia no es una enfermad, es una Dificultad Específica de Aprendizaje.  

La buena noticia, es que con el tratamiento adecuado la dislexia puede mejorar sustancialmente.

Origen

Su origen, en la mayor parte de los casos, es neurobiológico y tiene que ver con la dificultad de la persona para realizar correctamente el reconocimiento visual de los trazos que distinguen unas letras de otras y su asociación al sonido correspondiente.

Afecta al proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura.

No afecta ni tiene que ver con la inteligencia del que la presenta.

De hecho, a menudo las personas con dislexia desarrollan otras habilidades como la creatividad o el procesamiento visual de las imágenes por encima de la media.

origen dislexia

¿Cuántas personas son disléxicas en el mundo?

Pues según diferentes estudios sobre la dislexia, tanto a nivel español, como mundial establecen que de media alrededor de un 10% de la población mundial presenta algún tipo de dislexia.

Es el problema de aprendizaje más común en el mundo y sin embargo también es una de las primeras causas de fracaso escolar, junto con el TDAH, que se puede dar a la vez.

De ahí la importancia que tiene realizar un diagnóstico precoz.

Sin embargo, muchas veces ese diagnóstico no es posible por la necesidad de realizar una exhaustiva batería de pruebas y que no todos los niños presentan la misma evolución en su proceso madurativo.

 Por lo tanto, se suele retrasar el diagnóstico hasta después de los 7 años cuando es más evidente que el niño o la niña tienen problemas para aprender a leer al mismo ritmo que los compañeros.

Es fundamental comenzar el tratamiento lo antes posible para evitar problemas mayores y en última instancia el abandono escolar del menor ya que para estos niños la lectura es un proceso mucho mas lento y laborioso que para resto.

En qué se basa el tratamiento de la dislexia

La dislexia es uno de los trastornos frecuentes tratados por la logopedia. 

Se trabaja para que el niño con este trastorno pueda aprender a procesar los rasgos de las letras y vincularlos a su correspondiente fonema.

Es decir, se trabaja “la conciencia fonológica” y la decodificación de nuevas palabras en las que se basa el proceso de la lectura.

Anteriormente se pensaba que el tratamiento de la dislexia debía basarse en la mejora de la percepción visual  ya que se asociaba la dislexia a un problema de visión. 

También se puede confundir con otros problemas para aprender a leer y escribir, como en el caso de la escritura en espejo.

Sin embargo, la principal dificultad del disléxico es reconocer los rasgos que distinguen una letra de otra y por lo tanto la hacen única.

Por ejemplo:

La letra T está formada por dos rayas transversales.

La raya vertical es común a varias letras, como la B , la P o la D. 

Sin embargo la raya horizontal es la que convierte a esta letra en la T y por lo tanto la diferencia de otras letras.

La persona con dislexia reconocerá que está viendo una letra pero tendrá problemas para distinguir si es una T o una B o una D o una P.

El cerebro de los niños con dislexia

No nacemos con la capacidad de procesar los rasgos propios de las letras, sino que nuestro cerebro tiene que especializarse y aprender a hacer esta tarea y lo hace en el proceso de aprendizaje de la lectura.  

Parece que en los casos de dislexia las áreas del cerebro implicadas en esta función no se activan de la misma forma que en el resto.   

Las áreas del hemisferio izquierdo responsables del procesamiento de la lectura no funcionan correctamente.

En su lugar las personas con dislexia utilizan rutas diferentes para la lectura eficiente activando áreas del hemisferio derecho que no se activan en el resto de personas.

Según diferentes estudios, como el del Dr Hason Yeatman sobre el cerebro de las personas con dislexia, “el entrenamiento intensivo ayuda a mejorar las habilidades de lectura y también «recablea» el cerebro cambiando los circuitos de lectura”.

Por lo tanto, la labor del logopeda y de los profesores de alumno con dislexia debe considerarse fundamental para conseguir estos cambios.

cerebro-dislexia

¿Se cura la dislexia?

El origen de la dislexia no adquirida, sino evolutiva tiene un alto componente genético.

La persona disléxica no dejará nunca de serlo porque hace referencia a una condición de su cerebro. 

 Por otro lado, el pronóstico es muy favorable si se trabaja a tiempo y de la manera adecuada, especialmente antes de los 9 años.

Una adecuada valoración, con las pruebas necesarias para detectar dificultades y fortalezas del niño va a ayudar a focalizar la intervención sobre esos aspectos y que el funcionamiento de la lectoescritura mejore sustancialmente.

Este trabajo debe ser facilitado por un equipo multidisciplinar compuesto por logopeda, psicólogo y terapeuta ocupacional.

Objetivos del tratamiento de la dislexia

Aprender a leer con dislexia es posible y mejorar sustancialmente en dicho proceso también.

Para ello los objetivos de los tratamientos deben ir orientados a:

  • Conocer y conectar las letras con sonidos
  • Separar y mezclar los sonidos para formar palabras
  • Aumentar la comprensión lectora
  • Mejorar la fluidez y velocidad
tratamiento-dislexia-infantil
Tratamiento dislexia infantil

Técnicas y consejos para tratar la dislexia

  • Mejora y ampliación del vocabulario a través de la repetición primero de las palabras conocidas y ampliar después con las nuevas
  • El aprendizaje multisensorial (usando los diferentes sentidos) ya que los disléxicos aprenden mejor con contenido visual. Debe adaptarse la enseñanza.
  • Adaptaciones tecnológicas en las escuelas y en casa usando reconocimiento de voz por ejemplo y viceversa para pasar el texto a voz, uso de los correctores ortográficos,
  • Exámenes adaptados: aumentar tamaño de la letra, resaltar las palabras clave…
  • Lectura en voz alta
  • Adaptación de la tipografía de las lecturas para que sea más legible
  • Aprender y afianzar estrategias que optimicen el proceso de lectura, con el uso de herramientas internas y externas.

Separar visualmente el texto, hacer resúmenes y mapas conceptuales de lo que se quiere estudiar…

  • Lo mas normal es que la dislexia se produzca también en el aprendizaje de otras lenguas extranjeras por lo que es importante utilizar técnicas similares en dicho aprendizaje.
  • Lo mas importante es REFORZAR LA AUTOESTIMA DEL PEQUE, que sufre porque se siente mas torpe que sus compañeros.

Una manera clara de hacer esto es a través del refuerzo de sus otras habilidades, que seguro que tiene mas desarrolladas que otros y hacerle sentir orgulloso por ello.

Genios y dislexia

Está comprobado que en la historia de la humanidad han existido personas con dislexia que no solo han triunfado en sus campos profesionales, sino que les consideramos genios.

Este es el caso de Albert Einstein, Leonardo Da Vinci, Thomas Edison o Walt Disney. 

Esa es la parte que nuestros peques que presentan dislexia deben entender mejor.

Esta condición solo afecta a su capacidad lectora, a nada más.

Para despedirme os quiero dejar un video de Luz Rello, investigadora y lingüista con dislexia, premiada por su labor de investigación sobre este problema, que nos habla de como la dislexia no debe considerarse una enfermedad sino un problema de aprendizaje solventable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This