trastornos de alimentación en niños con TEA

Las horas de las comidas suelen ser problemáticas para las familias de niños con TEA. Lo que para algunos supone uno de los mayores placeres de la vida, para los niños con autismo puede suponer un desafío desmesurado y es que bastante común encontrar trastornos en la alimentación en los niños con TEA.

En estos niños se producen sensaciones desagradables, aumento del estrés y sentimientos negativos que pueden convertir la hora de comer en una rutina odiada en el día a día.

Puesto que las rutinas diarias son actos que debemos repetir varias veces al día, todos los días de la semana, que mejor que estas sean agradables y placenteras.

Aquí os presentamos algunos de los motivos que causan los trastornos de alimentación en niños con TEA así como estrategias para poder ayudaros a solventar esta situación.

Alimentarse es un acto complejo en el que entran en juego muchos elementos: movimiento, sensaciones, emociones.

Cuando todos estos elementos funcionan bien todo es maravilloso, pero si no hay un buen funcionamiento de alguno de ellos, es cuando aparecen las alteraciones.

Dificultades en el procesamiento sensorial de los niños con autismo

Comer es un acto en el que se ponen en marcha los 7 sistemas sensoriales incluidos el sistema propioceptivo y vestibular que facilitan la adecuada postura durante la actividad.

Cuando alguno de estos sistemas produce una respuesta desmesurada (hiperrespuesta) o una respuesta insuficiente (hiporrespuesta) se produce una alteración de la actividad que se refleja en los trastornos alimenticios en los niños con autismo además de en otros problemas.

A continuación vamos a dividir la descripción de estas alteraciones usando los diferentes sistemas sensoriales, para entenderlo un poco mejor:

  • Sistema Táctil:

Normalmente encontramos un problema de hiper respuesta. Esto conlleva el rechazo a ciertos tipos de alimentos por su textura. Hay ocasiones en las que la transición a los alimentos sólidos es dificultosa, otras ocasiones se produce rechazo a alimentos de textura viscosa, grumosa, semisólida…

problemas de alimentación en TEA-gelatinoso

En otras ocasiones vemos una preferencia aislada sólo por alimentos secos, de tipo crujiente: cereales, empanados… También puede ser que este tipo de sensaciones las rechace no solo en la región orofacial (boca) sino en las manos.

  • Sistema Propioceptivo o vestibular:

Para comer necesitamos conocer nuestro cuerpo (esquema corporal) y relacionarnos bien con el espacio. La falta de conciencia corporal que tienen estos niños puede dificultar el proceso de la alimentación.

Trastornos de conducta

La hiperselectividad alimentaria, sea de la causa que sea, puede estar produciendo alteraciones en la conducta de los niños con TEA. Cuando les ofrecemos alimentos fuera de sus preferencias, se puede desencadenar una rabieta o conducta disruptiva.

rabieta niño con TEA

Dificultades en la movilidad orofacial

Las alteraciones en la comunicación asociadas al TEA pueden favorecer la aparición de dificultades en la movilidad orofacial. Esto, hará que el niño tenga dificultad en realizar adecuadamente movimientos de lengua, masticar, etc.

Dificultades en la planificación y secuenciación de la actividad

Es muy común encontrar en los niños con TEA dificultades en la planificación y secuenciación (orden) de las actividades comunes.

La alimentación es una actividad secuencial que requiere de la atención sobre muchos aspectos y de realizarlo todo en un orden determinado.

El adecuado uso de los cubiertos también puede ser una barrera, cogerlo bien, cargar la cuchara, usar simultáneamente cuchillo y tenedor… puede ser muy complejo.

Si hay dificultad, le supondrá un sobreesfuerzo, pudiendo llegar a rechazar la actividad.

problemas de secuenciación-trastornos alimentacion tea

Alteraciones gastrointestinales, intolerancias y alergias

Se presentan igual que en el resto de los niños, pero sí son aspectos que pueden dificultar todo el proceso de alimentación en los niños con TEA.

Las alteraciones son más bien una consecuencia, por ejemplo estreñimiento por restricción que se produce a causa de la dieta poco variada y limitada.

La falta de acceso a determinados alimentos y nutrientes puede ralentizar en tránsito intestinal y consecuentemente producir estreñimiento. 

Estrategias de intervención en los trastornos alimentarios en TEA

Hasta ahora hemos visto las causas de estos problemas, ahora nos vamos a centrar en lo que podemos hacer para ayudar a estos niños a la hora de comer, como parte del tratamiento integral del autismo.

Aumento repertorio alimentos

Primero vamos a incrementar el abanico de alimentos que ofrecemos al niño/a. Os proponemos la realización de estos pasos de manera progresiva para ir aumentando la tolerancia a nuevos alimentos.

  1. Jugar con diferentes texturas y sensaciones. Tocar arena, arroz o legumbres, buscar tesoros dentro de las cajas y cosas así nos pueden servir para gestionar mejor las sensaciones táctiles.
  2. Después introduciremos estas sensaciones a través de los alimentos, pediremos al niño que los toque con las manos e intente manosearlos.
  3. Una vez superada esta etapa, le pediremos que los huela y toque con la punta de la lengua acercándoselos a la boca con la mano.
  4. Posteriormente le pediremos que los chupe, meta un trocito en la boca y lo vaya girando de un lado a otro.
  5. Por último, pediremos que lo muerda, lo mastique y lo trague .
 

Mejora de la secuenciación

Lo siguiente que vamos a hacer es ayudar en las fases y orden de la tarea de comer. Para ello nos vamos a servir de la división la tarea en partes más pequeñas para hacerla más sencilla.

Primero debemos detectar dónde está la dificultad para el niño, es decir, en qué parte falla la secuencia, ¿en coger los cubiertos, en llevar el alimento a la boca, en morderlo????

Después entrenaremos sobre estos aspectos haciendo uso de adaptaciones visuales o físicas, que poco a poco retiraremos cuando el control sea mayor.

Por ejemplo, podemos usar tarjetas de secuenciación para facilitarle el acceso a los pasos que debe seguir o adaptadores a los cubiertos en el caso que sea necesario. 

También nos puede ser útil implicar al niño en la preparación de las comidas y  la compra semanal para que aumente su interés por estas actividades.

tarjetas de secuenciación niños problemas alimentacion TEA

Mejora de la movilidad orofacial del niño con autismo

La última de las estrategias de actuación que os proponemos hace referencia a la estimulación de los músculos y órganos que intervienen en la alimentación:

  • Actividades de soplo

Hacer burbujas, mover la llama de unas velas sin apagarlas, soplar bolitas de papel con una pajita para hacer una carrera etc

juegos para ayudar a comer niños con TEA

  • Actividades de movilidad de la lengua:

A través de la imitación o usando diferentes instrumentos (palo depresor, algo de comida, caramelos…) favorecer la movilidad de la lengua en los diferentes planos, sobre todo lateralmente para poder realizar un adecuado barrido de la comida desde los dientes al centro y poder llevarla a la posición correcta para tragar.

  • Actividades de mímica o praxias orofaciales:

Que no son otra cosa que imitar la realización de diferentes movimientos para favorecer aspectos como el sellado labial y aumentar la resistencia muscular.

Os recomendamos siempre la consulta a un profesional cualificado ya que en estos casos es muy importante la atención temprana. 

 Logopedas y terapeutas ocupacionales estarán encantados de ayudaros y resolver vuestras dudas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This