TESTIMONIO ANA VIDAL

Ade y Lidia tratan a mi hijo Pablo desde que tiene 9 meses, hace casi cuatro años.

Comenzamos con el método Vojta en domicilio y hemos ido evolucionando hacia un tratamiento de fisioterapia y terapia ocupacional en el centro.

Desde el principio han ido adaptando el tratamiento a la evolución del niño y a las circunstancias familiares, con una visión integral de la situación, adelantándose a sus necesidades y buscando maneras novedosas de atacar los problemas. 

Buscan activamente estar coordinadas con el resto de los terapeutas del niño, estando en comunicación con el colegio, otros centros donde también recibe terapia y su médico rehabilitador de referencia.

Hacen que me merezca la pena desplazarme hasta Colmenar desde Madrid capital. Pablo no puede estar en mejores manos.

Abrir chat