Testomonio Mari Carmen Alonso

Cuando nos enfrentamos a la enfermedad de mi hijo Iñigo, con Distrofia Muscular de Duchenne, creímos muy importante rodearnos de buenos profesionales y mejores personas para que nos ayudaran a avanzar y superar los momentos duros.

Así conocimos Espacio Terapeutico GAIA, hace más de cinco años y para nosotros, Adelaida y Lídia forman ya parte de la familia que ayuda a mi hijo Iñigo a seguir adelante, su profesionalidad y su cariño son muy importantes para nosotros. Adelaida lleva trabajando en domicilio con mi hijo desde septiembre de 2016 y es la responsable junto a su esfuerzo de su buen estado físico.

Ella acude semanalmente a su colegio para darle fisioterapia y ha estado junto a él en momentos muy importantes, tras la intervención de los tendones de Aquiles en 2016 o más tarde, en Barcelona, en julio de 2019, cuando le adaptaron unos calipers para caminar. La relación de confianza y complicidad de mi hijo con ella va más allá de lo profesional. Nos ha demostrado que podemos contar con ella siempre que lo hemos necesitado.
Gracias chicas por estar ahí.

close
Estamos aquí para ayudarte...
Abrir chat