Papis: Aquí van claves para enseñar a hablar a nuestr@s hij@s

Papis: Aquí van claves para enseñar a hablar a nuestr@s hij@s

Alrededor de los doce – quince meses, los niñ@s empiezan a decir sus primeras palabras. Los padres y personas cercanas a su vida diaria, abuelos, herman@ y tíos, podemos ayudarles, con nuestra forma de dirigirnos al niñ@, para que aprender a hablar le resulte más fácil y de una manera natural.

Dentro de las primeras pautas a tener en cuenta, es muy importante  dejarle espacio para la iniciativa. Es decir, cuando el niño intente decirnos algo, no adelantarnos: ‘¿La pelota, el oso, el plato, el vaso?’, pregunta sin descanso el padre de Manuel cuando éste señala hacia la mesa e intenta decir algo. Cuando Lourdes señala la manzana, su mamá no debería apresurarse a dársela. Si le deja tiempo, Lourdes hará el esfuerzo y dirá ‘nana’ o ‘mame’.

Respetar los silencios, porque si le hablamos sin parar, el niñ@ no desarrollará los turnos de palabra y además, por otro lado,  podemos crearle mucha ansiedad. Cuando alguien se acerca a él y le pregunta: ‘¿Qué te han regalado para tu cumple?’, no debemos responder en su lugar. Si nuestro pequeñ@ no responde, respetemos su silencio, y si dice cualquier cosa, ahí queda. Demos valor a su producción e idea.

Ajustar el lenguaje cuando nos dirigimos al niñ@: podemos escoger frases y palabras más sencillas, cercanas a él/ella. Debemos hablarles con respeto, los niñ@s comprenden mucho más de lo que son capaces de producir, no debemos menospreciar  su capacidad de razonamiento, simplemente es adaptar nuestra información a lo que es capaz realmente de hacer o entender según sea la circunstancia que nos acontezca.

Otro aspecto a tener en cuenta es que no debemos hacer correcciones indirectas, es decir: si dice ‘guau’ por perro, confirmar: ‘Sí, es un perro’. No debemos corregirle nunca directamente, ni intentar que repita las cosas como las decimos. Nosotros le ofrecemos ejemplos y ell@s los copian, pero cada uno aprende sus primeras palabras a su propio ritmo.

Aplicar la ‘expansión’: cuando aún dice frases de una o dos palabras, añadir siempre al menos una más. ‘Papá’, dice Manu. ‘Qué alto es papá’, corrobora mamá. ‘bumm peota’, afirma luego el pequeñ@. ‘Sí, la pelota hace Pum”. Podemos hacer más o menos hincapié en algunas palabras.

Valorar todos sus logros muy positivamente. Esto es muy importante, reforzamos su seguridad y confianza personal. Además, tenemos su atención a través de las conductas positivas.

El cantar con ellos es otra gran herramienta estimuladora en el desarrollo del lenguaje de nuestros niñ@s,  les resulta más sencillo recordar las palabras ligadas a un ritmo musical, sobre todo porque se divierten. Y a esta edad solo aprenden lo que necesitan, les gusta o divierte. Si aún no han empezado a hablar, las canciones infantiles están cargadas de onomatopeyas (“tengo una vaca lechera”, , “a guardar a guardar”, “en el coche de papá…”) que repiten encantad@s.

Ser niñ@, adecuar el entorno, dejarles espacio para jugar, cogerlo todo y dar rienda suelta a su iniciativa y creatividad. El desarrollo de la psicomotricidad les ayudará a la adquisición del lenguaje.

Contar cuentos. Imprescindible en la estimulación del lenguaje. No ha sido casualidad que nuestro hij@ haya llegado hasta su primera palabra, y después a más y más… Si ha hablado es que nosotros hemos hablado antes con él/ella. Cuando el/la niñ@ intenta comunicarse y no hay respuesta, disminuye su deseo de comunicarse con el mundo; tendrá dificultades para aprender a hablar. Lo que le empuja a adquirir el lenguaje es el deseo de hablar con nosotr@s. Además, a través de cuentos y fábulas dejamos volar su imaginación y creatividad.

¡A por ello!

Compartir en Facebook...
Share on Facebook
Facebook
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR