LA INTEGRACIÓN SENSORIAL

LA INTEGRACIÓN SENSORIAL

ec8fd36bbae129aa8d0f0a000a818da7Si pensamos en el cerebro como una gran ciudad en la que los impulsos neuronales son el tráfico de vehículos que circulan por sus calles. Cuando se procesan bien las sensaciones, todos los impulsos van y vienen con fluidez y llegan a su destino sin demora. Una disfunción en integración sensorial es como un “atasco” en el cerebro, hay partes de información sensorial que quedan atrapados en el tráfico y no llegan a las zonas del cerebro que deben llegar. Y por lo tanto, la respuesta que se da a esa situación, no es eficaz. La palabra disfunción es sinónimo de “mal funcionamiento”, en este caso indica que el cerebro no funciona de una manera eficiente, procesando y organizando el flujo de información que proceden de los sistemas sensoriales, de manera poco efectiva.

 

Cada uno de nosotros, somos más o menos eficaces en según qué situaciones de nuestro día a día. Gestionamos la información que recibimos del exterior de manera diferente según la persona y el momento del día. Por ejemplo, hay personas que cuando están cansadas les cuesta tolerar luces o ruidos intensos, o hay personas que prefieren un abrazo fuerte a una caricia ligera, o personas que para poder mantener la atención focalizada en una actividad necesitan estar en movimiento. Es decir, las personas nos movemos dentro de un rango en el que vamos respondiendo a las informaciones que nos llegan del entorno, de manera eficaz y adaptativa. Pero hay situaciones o contextos en las que esta situación no es controlable, se sale de este rango y repercute en el día a día de las personas.

 

Los problemas de aprendizaje y desarrollo pueden estar relacionados con problemas muy diversos, siendo la disfunción en integración sensorial uno de ellos. Los niños que presentan una disfunción en la integración sensorial pueden presentar un patrón de desarrollo desigual: algunas partes de su sistema nervioso funcionan de una manera desordenada y otras hacen su trabajo de manera normal, desarrollando funciones de acuerdo a su edad y otras por debajo. Sin embargo, esta no es la única causa, por lo que es recomendable conocer el origen de estas dificultades. Desde el equipo, recomendamos siempre la valoración por parte de un terapeuta ocupacional experto en Integración Sensorial que podrá determinar si el origen de las dificultades de aprendizaje es una disfunción del procesamiento sensorial o no.

 

child-865116_1920 Y si la respuesta es sí, ¿qué se puede hacer? Una intervención basada en el enfoque de Integración Sensorial ayudará al niño a mejorar sus estrategias de procesamiento, así como mejorar esos aspectos de aprendizaje: lectura, escritura, motricidad fina… que tanto le está costando aprender. El entorno y los objetos, la experiencia sensorial y el juego son los pilares básicos de una sesión y cada una de ellas es siempre una nueva aventura!

 

 

Fuente: La Integración Sensorial en los niños. A. Jean Ayres. Tea Ediciones

Compartir en Facebook...
Share on Facebook
Facebook
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR