Mi hijo de 2 años no dice ninguna palabra

IMG_5781

Mi hijo de 2 años no dice ninguna palabra

Mi hijo de 2 años no dice ninguna palabra,

¿Ya hablará? ¿Cuándo debemos empezar a preocuparnos? ¿Me entiende cuando le hablo?

En este post vamos a conocer cuál es la realidad del desarrollo del lenguaje de los niños y comprender las dificultades que existen, así como de qué manera paliarlas.

Antes de centrarnos en la expresión del niño, debemos valorar la capacidad que presenta para entender el entorno y las expresiones que oye en el mismo. El 50% de los niños de 8 meses ya son capaces de mostrar signos de respuesta ante conductas simples como llamarles por su nombre, decirle no o ¿Dónde está mamá? A los 14 será capaz de comprender frases de manera global: di adiós, ¿quieres más? A partir de los 15 meses comenzará a comprender más de 300 palabras que utilizamos habitualmente.

Una vez nos aseguremos de que nuestro hijo comprende y es capaz de imitar expresiones y sonidos que escucha en el entorno, nos fijaremos en su vocabulario expresivo.

A partir de los 13 meses y hasta los 15, el niño expresa unas 20/30 palabras. Estas cifras van aumentando paulatinamente de manera que a los dos años, ya presenta un vocabulario expresivo de 100 palabras.

A los 2 años, tenemos un niño capaz de realizar frases simples, hacer peticiones y hablar sobre cosas que están sucediendo.

ALARMAS (qué tengo que ver en mi hijo para prevenir)

Existen unos síntomas tempranos de alarma previos al lenguaje oral que podemos observar antes de los dos años y que nos ayudarán a buscar ayuda en los especialistas, si se considerara necesario. Estos son:

  • Dificultades en responder al nombre.
  • Ausencia de juego e imitación simbólica (hacer que bebe de un vaso, tener un coche en la mano y hacer ruidos con él…)
  • Incapacidad para la anticipación de rutinas del día a día.
  • Presencia de rabietas continuadas.
  • Falta de peticiones y rechazo ante situaciones de conflicto.
  • Escaso contacto ocular y sonrisa social.
  • Ausencia de balbuceo e imitación ante estímulos auditivos.
  • Expresión facial y gestual pobre.
  • Poca intención de señalar ni mostrar.

 

Y ahora.. ¿qué?

Si crees reconocer alguno de los síntomas de alarma en tu hijo/a u observas que los hitos que está adquiriendo van ligeramente por debajo de lo esperado, no lo dudes, acude al logopeda. Con una evaluación podrás saber el estado real y con el uso del juego como tratamiento, tu niño aprenderá divirtiéndose.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR