DEFINIENDO NUESTRO TRABAJO: LA TERAPIA OCUPACIONAL

DEFINIENDO NUESTRO TRABAJO: LA TERAPIA OCUPACIONAL

Los próximos posts del blog los queremos dedicar a explicar en qué consiste nuestro trabajo, desde nuestra experiencia y nuestras vivencias, desde todo aquello que nos mueve y nos preocupa.

Sabemos, que algunas veces las especialidades que tenemos son “desconocidas” y que a veces es difícil entender o saber en qué aspectos podemos ayudar como terapeutas. El post de hoy va dedicado a la Terapia Ocupacional (TO a partir de ahora) y seguro que os preguntáis… ¿qué hace exactamente un terapeuta ocupacional? Voy a tratar de explicároslo desde mis experiencias con los pacientes.

Para empezar voy a dar un par de definiciones, porque el nacimiento de esta profesión y su bautismo como TO radican en algunos importantes conceptos como la ocupación. La ocupación se podría definir como las actividades que tienen un significado único y un propósito en la vida de la persona. Cuando un TO se plantea seleccionar ocupaciones para su trabajo, tiene en cuenta una serie de criterios importantes: que sea coherente con cada etapa de desarrollo, que respete los intereses individuales, gustos y preferencias, que tenga potencial terapéutico, es decir que sea posibilitadora de cambio y que se pueda graduar o adaptar. Está comprobado, que la selección de estas actividades significativas facilita la adherencia al tratamiento y fortalece la identidad personal, generando además un incremento de la motivación.

En TO se interviene por lo tanto, en cualquier actividad, con el fin de lograr la independencia de la persona. Os dejamos un video llamado “Moments” (Momentos), en el que vemos todo tipo de actividades cotidianas, que realizamos diariamente de manera automática pero que en algunas circunstancias pueden estar afectadas y es cuando el TO podrá ayudarnos a conseguir su ejecución.

La experiencia me ha demostrado que estos aspectos antes descritos son importantísimos. Cualquier actividad u objetivo propuesto debe ser significativo para la persona, además de motivante porque si no… no conseguimos nada. Os voy a explicar un poco esto desde el trabajo que he llevado a cabo con un pequeñajo.

J nació sin una de sus manos, durante la gestación se produjo una cosa llamada agenesia que resulta ser que una parte del cuerpo no se desarrolla, en este caso, la mano derecha. J llegó a mi vida hace un par de años (ya tenía 4 añazos!) y me encontré a un niño decidido y que no se rendía en los intentos por hacer cosas nuevas. Ningún aspecto suponía para él un obstáculo, intentaba las cosas de varias maneras hasta que encontraba la forma de conseguirlas, pero ya sabéis que conforme vamos creciendo, las cosas que tocamos o manipulamos son más y más pequeñas y aquí es cuando decidieron visitar a la TO. J necesitaba una pequeña ayuda en sus actividades de la vida diaria porque cosas tan sencillas como ponerse un calcetín, abrocharse una cremallera, beber de un vaso… teniendo solo una mano, se complican a cualquiera.

Así empezamos a trabajar, superando poco a poco las diferentes situaciones que nos íbamos encontrando y siguiendo los ítems del desarrollo que por edad le tocaban, y J a día de hoy es un niño autónomo. Ha conseguido funcionalidad en su “mano pequeña” como él la llama y se viste con soltura: se abrocha los botones, se ata los cordones. Durante las comidas, se maneja bien con la cuchara, el tenedor y el vaso. Juega a multitud de juegos y trepa por todos lados (le encanta hacer el monete). Ahora, nos hemos topado con un par de obstáculos que estamos intentando salvar… manejar el manillar de la bici con los dos brazos y cortar con cuchillo y tenedor, porque aunque J tiene una funcionalidad tremenda, le cuesta mucho mantener la fuerza de agarre durante tiempo. Estamos trabajando junto con unos compañeros en la confección de unos accesorios que le suplan esta función. Ya os enseñaré como quedan!

Con el caso de J, quería explicaros un poco el proceso de mi trabajo como TO, que se resumiría en: analizar las capacidades de cada persona (en este caso centradas en el área motora), valorar sus necesidades del día a día y trabajar por superarlas, ya sea de manera autónoma o a través del entrenamiento del uso de alguna ayuda externa.

Espero que os haya quedado un poco más claro que es eso de un TO… y si no… os invito a que vengáis a conocernos y vivirlo de primera mano.

Compartir en Facebook...
Share on Facebook
Facebook
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR